Alvarado festejó la clasificación con fútbol y goles

En una producción sin fisuras, el conjunto de Mauricio Giganti ratificó por qué es el mejor de la zona, le ganó 3 a 0 a Deportivo Madryn y tiene casi asegurado el “1” de la primera fase.

Era lo que necesitaba. No desde lo matemático, pero sí desde lo mental y lo anímico. Alvarado merecía un partido así, completo, con buen rendimiento, solidez atrás, preciso en el medio y contundente adelante. Y eso que pudo haber convertido al menos un par de goles más, en el categórico 3 a 0 sobre Deportivo Madryn, por la decimosexta fecha de la Zona 1 del Torneo Federal A. El “torito”, ya clasificado, quedó a un punto de asegurarse el primer lugar. El lunes, visita a Sansinena en General Cerri.

El primer tiempo de Alvarado le dejó un sabor más que agradable a Mauricio Giganti. Porque todo lo que pretendía el entrenador, se le dio en los 45′. Buen manejo de pelota, mucha circulación, ataque rápido y contundencia. Y eso que la pasó mal a los 7′, cuando Mastrángelo inventó un penal que sólo él vio y pudo haber cambiado el transcurso del partido, cuando el “torito” ya había tenido dos ocasiones para abrir el marcador. Pero Matías Degrá tuvo un regreso triunfal arco y detuvo sobre la derecha el remate de Elgorriaga que hizo explotar el Minella y le dio mayor envión a los de Giganti.

El protagonismo seguía siendo del local y a los 14′ tuvo su premio. En una segunda jugada, tras una pelota parada, Mantia recibió por izquierda y metió un centro-pase bárbaro para la entrada de Germán Mendoza que se había quedado en ataque y abrió el pie como los que saben, entre el punto penal y el área chica, para acomodar la pelota lejos de las posibilidades de Lencina y darle la merecida ventaja. Si hasta ahí dominaba, con al ventaja se acrecentó. Más allá de que Madryn intentó y probó de afuera exigiendo otra buena respuesta de Degrá, el control era del “torito” que estiró la cuenta a los 28′, otra vez por el sector izquierdo y esta vez el que mostró sus cualidades de goleador fue Nicolás Trecco, se sacó la “mufa” y tocó al fondo del arco para salir a festejar de cara a su gente.

El complemento fue todo a pedir de Alvarado que salvo por un atajadón de Degrá ante el ingresado Uribe, llegó una y otra vez al arco de Lencina. Gentile desniveló con su velocidad por derecha, tenía tres compañeros por adentro pero buscó el arco sin dirección; Tomás Mantia hizo gala de su pegada con un zurdazo lejano que se fue besando el travesaño y la tercera fue la vencida: Trecco no fue egoista y vio llegar a Molina para que el de Miramar apenas tenga que empujar con su pierna derecha. El tercero lo derrumbó a Deportivo Madryn que jugaba con 10 por la expulsión de Giménez.

Giganti empezó a mover el banco. Urquiza ingresó por Mantia e Ignacio Caamaño hizo su debut por Stefanatto. El partido estaba pinchado, porque estaba definido. Alvarado era dueño absoluto de las acciones, la visita ya no inaquietó a Degrá y Lencin, aún con tres goles en contra, se convertía en figura con grandes atajadas sobre Canuhé y Trecco en tres oportunidades. Final tranquilo, caminando, sin apuros, manejando el juego con autoridad y quedándose con un triunfo sin fisuras, para llegar de la mejor forma al cierre de la primera fase, con el segundo objetivo también cumplido de quedar entre 1 y 2, y casi asegurado el 1, con 5 puntos de ventaja cuando restan 6 por jugar.

Fuente: 0223